Publicaciones


Publicación de Madeline Román en Umbral: Entre los agujeros de la topera y los anillos de la serpiente: signos de tránsito


Como parte de la Segunda Jornada de Reflexión sobre Educación Universitaria en la Cárcel llevada a cabo en la Facultad de Estudios Generales de la Universidad de Puerto Rico en Río Piedras, la catedrática Madeline Román presentó una ponencia el 13 de octubre de 2016. La misma fue publicada por Umbral bajo el título "Entre los agujeros de la topera y los anillos de la serpiente: signos de tránsito".

Resumen

En su ensayo Postdata a las sociedades de control, Guilles Deleuze propone que vivimos el tránsito de las sociedades disciplinarias (los agujeros de la topera) a las sociedades de control técnico (los anillos de la serpiente). Este tránsito supondría el declinar de la cárcel como institución de encierro y como penalidad generalizada.

La intención de este ponencia es aquilatar esta contención del Deleuze a partir de un esfuerzo por identificar los signos de ese tránsito desde una pasada de balance del trayecto de lo social en sus conjunto (las fuerzas en operación, las coaliciones entre poderes, los imaginarios que se promueven). Anticipo que el resultado será la producción de una cartografía caótica en la que diversidad de fuerzas tiran en todas direcciones. El saldo? La persistencia de la cárcel al tiempo que su erosión creciente. 

ACCEDA A LA PUBLICACIÓN COMPLETA PULSANDO AQUÍ

________________________________________

Conferencia presentada en el Coloquio XXXVII
Taller del Discurso Analítico. Mayo 2016
Miriam Muñiz Varela
Economía de la Deuda

 Quiero hablar del origen de la  la deuda:

        En el pasado encuentro les hablaba de las concepciones diversas que ha tenido el concepto y la función de la economía a  través de la historia. En  aquella ocasión destacaba la importancia que se le concedía  a la relación de la “economía del don” con la deuda en las primeras sociedades humanas. Para ello recordábamos los trabajos de Mauss, Bataille y Polanyi.
En todos ellos , se  cuestionaba, la idea de que el intercambio mercantil  y el trueque, y su derivado la utilidad y el beneficio , estuvieran en el origen  de la sociedad humana. Destacaban justo lo contrario, que  el dar, recibir, y devolver, situado dentro de un sistema de prestaciones totales, no establecía equivalencias en ese intercambio y mucho menos, era lo económico lo que regía el mismo. Cuando se pone el acento en el don, en el dar, en el gastar y hasta en el derrochar, se trata de un sistema  que pone en función valores   de reciprocidad simbólica, sagrados, míticos, éticos , como también  de orgullo y prestigio. Todos ellos  provocados por la importancia que  para el  receptor adquiere esa reciprocidad, expresada   en una  deuda y la obligación que conlleva.

Respondía a otra manera de entender la economía, donde ésta se incrustraba,  o se incertaba,  en  otras prácticas sociales y motivaciones  simbólicas. En las que no se presuponía ninguna paridad ni equivalencias en esa relación, al contrario, son posiciones diferenciales del poder , aunque la posición del que recibía era sin duda la de un deudor. y del que daba , la del  acreedor.
Los autores afirmaban este sistema de reciprocidad , que implicaba la asimetría  de las posiciones  entre las partes y fueron  prácticas comunes a las primeras sociedades humanas.  Lo establecían como uno completamente distinto al intercambio mercantil y dinerario capitalista, cuyo objetivo es el atesoramiento, la ganancia, y la acumulación, todo lo contrario  al sistema de pérdidas o gasto improductivo que  según Bataille, en su importante libro La Parte Maldita, sería lo propio de una visión de una economía general, y no de una restringida como es la liberal de mercado capitalista. La cua está basada en la apropiación particular y utilitaria., en donde la acumulación  de dinero es un fin en sí mismo, de ahí su violencia y capacidad destructora. El fin de la ganancia monetaria es una perversion del oikos griego, su finalidad era la  propia de la polis y la casa. En el caso de la acumulación capitalista ,el dinero  además de  ser medio de intercambio y unidad de cuenta se conviere también en medida de valor.  De ahí que la cuestión monetaria esté rodeada de misterio y  no es el menor , el que demuestra su capacidad autogenerativa.  Por ejemplo, se crea  más dinero por medio de la deuda , y  su función , como equivalente general del intercambio,  no pueda tener valor  en sí mismo ,  sin embargo  y de manera misteriosa,  se constituya en reserva de todo valor.
No hay ni que decir, que es esta ficción dineraria la que caracteriza  la mano invisible del Mercado, la de los intereses particulares  transformados  en equivalencias dinerarias,   ensalzando la figura  del homo economicus, del liberalismo clásico, y al que los autores que hemos hecho referencia se encargan de criticar y corregir.
Lo que quiero resaltar  de estos autores,  es que , lo que sea la donación incial ésta debe ser restituída con un “suplemento”, de forma, que siempre desde la contraparte, queda una deuda ,un resto….  aunque  impagable. Lo que  para Bataille sería la parte maldita  no entra en el Mercado; esa  que  la energía abundante de la vida produce y que si  no se consume , se destruye.
Por eso no  puede entrar en el circuíto de su autogeneración, hay que echarla a pérdida,   derrocharla,  ofrecerla,  regalarla;  se dona, se dá, no se tiene.  Ese es justo el significado del término,  deuda en  su etimología  latina debita, el  “tener sin tener”. Algo similar al dictum lacanianao del signo del amor como “dar lo que no se tiene”. Es curioso ese significado , que nos recuerda  el papel  simbólico de la deuda en el saber psicoanalítico. También en él, se esgrime el papel del deudor frente al acreedor.  En esa economía libidinal, que parece funcionar similar a  la del don, lo que  se dona es justamente lo que falta . Se puede entender así ,  no solo el papel del “padre acreedor”, que ha donado el símbolo falo, a cambio del pacto que  la castración impone , el de la prohibición del goce incestuoso.  Le permite al sujeto que goce, pero no de todo, quedan restos de ese goce pohibido  que lo hacen culpable,  de ahí que convierta  al sujeto analítico en deudor. No puedes cumplir, no hay equivalencia, ni igualdad en ese intercambio simbólico ;  te reservas algo que no tienes, aunque no te exime de la deuda.  Ese resto del goce prohibido , retenido en el inconsciente, es justo aquello  del que el sujeto no puede disponer, aunque  no impide que ese exceso, produzca la relación entre deuda y culpa .   De todas maneras, aquí otra vez aparece lo que sería  una deuda impagable., no tiene equivalente.

Otro análisis que  relaciona el dinero con el inconsciente lo hacen los autores, Michel Aglietta y André Orleans en La violencia de la moneda (1990) Plantean que no existe la racionalidad de las conductas económicas porque ellas no son independientes de las pulsiones violentas del inconsciente. Y señalan que la moneda es la primera institución económica a través de la cual los sujetos mantienen  relaciones con lo que no es de ellos, y sí con lo social como institución.  Mantiene una relación ambigua con la violencia. Por un lado , la expulsa , al funcionar  como medio y queda excluído de la consumición, de manera que  parece sacrificarse a sí mismo como objeto, logrando  de esa manera cumplir con su misión como equivalente de todos los demás.  Pero por otro, la que lo asocia con el goce, manteniendo la ficción de equivalencia entre los objetos, puede prometer el goce  de cada uno de ellos. De ahí, el imaginario , que mientras más dinero tenemos , más podremos gozar. Es esta dimención con el goce , la que muestra la ambivalencia , que sostiene al dinero  en el sistema capitalista y la violencia que el capital financiero exhibe.
 Estos autores al igual   que el  clásico de George Simmel, colocan la garantía de la soberanía  monetaria en la creencia.  A las dos funciones del dinero  que estos autores reconocen: la de medio de circulación y la de reserva de valor,  también le añaden la de la deuda o crédito. Todo dinero representa el juego de la  confianza y lo víncula a la credibilidad en  el Estado,   que a fin de cuentas es su emisor, y en el caso del crédito asegura su devolución. La crisis de la deuda lo que muestra es que esas funciones dejan de cumplirse . Eso parece suceder, entre otras razones, porque deja de estar excluído del juego del deseo/intercambio, y se convierte en objeto de sí mismo. Se unen la capacidad de atesorarlo, de reproducirlo  y con ello se cumple la pulsión violenta y destructiva que ya Bataille nos adelantaba.
Basta estas consideraciones para destacar lo que los autores de referencia concluyen, que la deuda está en el origen  de las sociedades humanas, no así nl el trueque, ni el dinero como tampoco un intercambio en igualdad de los agentes o de equivalentes en ese intercambio.  Tal parece, que los  órigenes del capitalismo no deberían buscarse  ni en un mercado libre, y tampoco, como pensaba Marx en el desarrollo de las fuerzas productivas.  Sino más bien como apuntan gran parte de estas lecturas antropológicas , en el crédito, en la deuda y en el surgimiento de la usura,  que llevan a la deuda/dinero ser el antecendente al capital financiero global actual.
La economía de Mercado, más allá de ser resultado del cambio en las fuerzas productivas, es una construcción social  capaz de producir subjetividades.  Marx, pone en evidencia como el valor de cambio oculta la extracción del plus valor creado  durante el uso de la fuerza de trabajo en el proceso fabril y su realización en el intercambio de mercancias mediante los precios. Este proceso así narrado, adolece de las limitaciones propias de  lo que se pretende objetivo, medible e intercambiable. Sin embargo, cuando reconocemos , como  es el caso de Lazzarato, y anteriormente Gabriel Tarde, que la economia  es la ciencia de los intereses apasionados, y que la formación de valor, no  obedece solo a la producción económica o a las leyes del Mercado sino que envuelve subjetivaciones como lo son el deseo, las creencias, emociones y voluntades , tenemos que mirar su vínculo con lo simbólico. El dinero, como ya vimos, es  una sofisticada máquina de representación y es el símbolo de mayor abstracción para el control  de esas subjetividades por medio de la deuda. Dice Lazzarato: “Sería la deuda y la relación acreedor-deudor las que constiturían el paradigma subjetivo del capitalismo contemporáneo: ellas se constituyen en dispositivos estratégicos, modelan y disciplinan la subjetividad”.  La forma particular del poder  subjetivo de la deuda   produce el modo de existencia que este autor recoge con el término : el hombre endeudado.
De ahí que no debemos identificar como una desviación del Capitalismo al dominio del Capital Financiero. Deberíamos modificar las dicotomías que indican un capital como productivo y otro improductivo., o una economía real y otra ficticia. Pese a que la burbuja financiera del 2008, nos revela que el sesgo improductivo ha devenido hegemónico, desplazando al sector productivo, no hay que  verlo como una oposición y mucho menos  como que uno limite al otro. Estas formas siempre se han manifestado como interdependientes, baste recordar el clásico libro El Capital Financiero,  del pensador marxista de la II Internacional, en la socialdemocracia alemana,   Rudolph Hilferding , dedicado al estudio del capital financiero a inicios del siglo XX, que demuestra como se sostienen y se refuerzan uno con el otro (industrial, comercial y bancario). Y termina concluyendo que el capital financiero no solo es un dispositivo indispensable sino que es el poder del capital financiero el que dirige a los demás.
También habría que alterar la oposicion de clases reducidas a la  del capital y  el trabajo como las  típicas del Capitalismo. Ya es hora de que empezemos a identificar como clases opuestas, a esos que detentan la propiedad del dinero, los acreedores y aquellos que no lo tienen, pero sí lo deben, como son los deudores.  Se manifiesta , lo que sería una dialéctica imposible entre acredores y deudores. Es imposible esa dialéctica en el sentido hegeliano, de la superación con la síntesis, cuando se trata de una expropiación y no solo de la plusvalía ,en  el sentido marxiano de la explotación, se trata de una expropiación de las potencialidades de la vida como también de su superviviencia.
La deuda monetaria en el capitalismo financiero actual,  es infinita y es impagable y la crisis de las subprimes del 2008 fue una estafa. Los mismos que la generaron fueron los salvados , por los fondos públicos que Obama destino a bancos, (Citi) aseguradoras (AIT) o corporaciones como la General Motors y la Ford . Los salvados se dedicaron a volvernos a condenar.

 La deuda al representar una relación de poder, somete al viviente hasta en su muerte. En la precariedad y austericidios que  impone, obliga a las generaciones futuras a formas  de vida sin ilusión ,  condenados a las ruinas en que el capital y las corruptas clases políticas del mundo,   de muchas y paradójicas maneras ,  parecen  que  han convertido o convertirán el mundo.
Mauricio Lazzarato, en su libro La fábrica del hombre endeudado,  retoma las contribuciones  de  Deleuze y Guattari, y  antes  de Nietzsche, sobre el tema. Ellos  advertían que la relación social de las sociedades humanas, no es el efecto del contrato entre sus partes, sino que se organiza en base a diferencias de poder, desde un desequilibrio de las potencialidades.
Dice Deleuze, “ No  hay intercambio, hay un sistema de deuda y la deuda está afectada fundamentalmente por un desequilibrio funcional”,  ( Deleuze 1972). En lugar de igualdad  y equivalentes , se trata de un lugar violento y  de usurpación. Es la asimetría deuda /crédito la que precede histórica y teoricamente a la dinámica de la producción capitalista y al trabajo asalariado”, (Lazzarato,2011).  Según el antropólogo David Graeber , ningún estudio etnográfico ha descrito nunca una economía del trueque extendida y arraigada en el interior de una sociedad, ni mucho menos aún, contrariamente a lo que sugiere Adam Smith, que el dinero haya surgido como consecuencia  de la especialización o el intercambio de mercancías. El dinero que contabilizan las tablillas mesopotámicas no es el resultado de transacciones comerciales, sino que lo idearon los burócratas para el control del tránsito de los recursos entre distintos departamentos del territorio.  El trueque, a su vez parece ser en gran medida un subproducto colateral del uso de monedas, historicamente se ha utilizado por personas acostumbradas a las transacciones con moneda en momentos de carencia de ésta. (Graeber,2011 )
También en  Nieztsche,  la deuda , es anterior a lo que entendemos como mercado y dinero, es según el filósofo la más antigua relación personal. Y también la que penetra las formas más privadas como sociales de la vida, con síntomas de toto tipo en la vida psíquica.
El dinero no se  creó para reemplazar el trueque como sostiene la historia económica tradicional, . La moneda/deuda es ante todo, un  signo de poder, impone modos de dominación y formas de explotación. Ya Deleuze, siguiendo a Bataille, no dejaba de plantear  el vínculo entre deuda y poder. Bataille,  enfatizando que la donación incial tenía que ser restituída  con un suplemento. Es ese suplemento, ese exceso el que hay que regalar, no como equivalente, sino como aquello que rebasa cualquier medida de intercambio. Podríamos pensar en una actitud moral , una obligación , un sentido de no apropiación  y sí de realizar un gasto o consumación, no restringido por lo económico. Son prestaciones totales, como le llamaba Mauss, o formas de reciprocidades no marcadas por el cálculo ni la equivalencias, características asociadadas con el Mercado capitalista y que Marx también  había advertido en su famosa crítica.
Tener deudas y tener culpas parecen ir unidos, y la culpa no pertenece al ámbito económico, empata con lo religioso. En el cristianismo,  el que nace  ya llega con la deuda con Dios. También  en otras culturas, la deuda y su pago se efectuaba a través de sacrificios y ofrendas hacia los Dioses. En el psicoanálisis  hay una visión de la deuda y  la culpa que  tiene como referente  a la figura del Pater y las  obligaciones  requeridas  para  hacer posible la  vida del sujeto.
Ahora bien, una economía de la deuda,/dinero, es otra cosa. Esta es la que funda la violencia de las expropiaciones.  Ya fuera la  de los estados absolutistas o la de los modernos estados capitalistas., ellos han servido y sirven de guardianes para conseguir  que la contabilidad ya establecida , con y por el dinero, originado con el nacimiento de los Estados., sea también el  requerido para el pago de la misma. El sistema de la deuda capitalista, esconde el enorme poder de  servidumbre y de vasallaje, histórico,  que la deuda dineraria instaura. Benjamin denominaba esta situación como un culto culpabilizador hacia un Dios que adora el dinero y sacraliza el beneficio. Sea llamado ganancia o interés.. Mientras se anima a los ciudadanos a endeudarse, una vez endeudados hasta la muerte y más allá, se les obliga a pagar sus deudas  como criterio prioritario frente a cualquier  otro de interés social.
Fiat money y PROMESA
Para el neoliberalismo  hay tres creencias : 1)todas las crisis pueden ser resueltas, 2) el instrumento es la expansión de los bancos mediante el dinero y 3) el objetivo, es el aumento creciente de las ganancias especulativas.
Para esto depende de:
1) del Fiat Money  o la máquina de hacer dinero,  que garantiza dinero barato y el trámite económico mundial  vía la deuda. Desde el 2008 trillones de dólares fabricados ha fluido hacia los bancos, los fondos buitres, las firmas de abogados y consultores, para financiar el sistema económico de la deuda.
2)La financialización de todas las esferas de la vida como reemplazo del mundo del trabajo.
3) Los déficits presupuestarios de los países como mecanismo para el creciente aumento de la deuda global. 
4) Seguir  manejando la contradicción entre la abundancia de los bienes informáticos-comunicacionales y la imposibilidad de su cálculo por el sistema de precios monetarios. Estos se asocian, por el lado de los mercados con la escasez y por el lado de la información con la abundancia.  Hasta ahora se ha controlado con grandes consorcios monopolísticos, Apple, Google, Twiter, Facebook,  etc...

 Hoy esto lleva a diagnosticar que ese conflicto es el fin del neoliberalismo y aparece la posibilidad del postcapialismo. En el libro del mismo nombre de Paul Mason, se asocia al capitalismo como un ente adaptativo que  alcanzó su límite. Ya sea , que las formas abundantes, espontáneas , comunes y colaborativas de la información, no puedan someterse a la dinámica de los mercados. Ejemplo WIKIPEDIA.  Esta se realiza por 27 mil voluntarios sin paga y fluye libre a los consumidores,  que son a la vez los nuevos agentes del intercambio sin necesidad del dinero. Estos son  los portadores de una nueva riqueza,  como lo es la educación y la capacidad comunicativa. El infocapitalismo ha generado un nuevo sujeto capáz de producir sus líneas de fuga , no capturables  por el mercado dinerario y  que puede transitar por vías libres. Se dice que esta producción, si se contabiliza a precios de Mercado y basado en el derecho a la propiedad intelectual,  sería de un  ingreso anual de $3 billones de dólares.
Asistimos al hecho dramático,  que la  economía que emerge de la crisis no produce crecimiento  y sí crisis consecutivas y estancamiento. Se dice  también, que en los proximos 25 años lo que habrá será : un aumento de la deuda, un aumento en la desigualdad, (esta creció en 40%,  similar a la de hace 100 años ),   un aumento en la edad de la población media y una baja en la productividad. Término cuestionable , porque se mide con las estadísticas tradicionales de los precios y mercados,  pero que ahora dejaré a un lado.
Sin embargo del 2008 al presente Facebook ha crecido de 100 millones de usuarios a 1.3 billones. Toyota ha manufacturado 5 millones de hibridos, 54 veces más que en el 2008. Había en el 2008, 15 mil megavatios producidos por energía alternativa y ahora hay 10 veces más a nivel mundial.
Ilustremos algunos de estos asuntos con más  datos: (Mason, Postcapitalismo, 2015)
El Crash del 2008 destruyó  el 13% de la producción global y disminuyó en 20% del Comercio Global. Pues bien, del 2000 al 2008 la oferta global de dinero creció de $29 trillones a $70 trillones. Fijénse que esto es una dimensión mucho mayor que lo que se llama la economía real.
He aquí el negocio, la deuda global desde la crisis del 2008 ha crecido   en $57 trillones y eso equivale a 3 veces más que el PIB Global. Es en esta década que el 1% de la población global se ha hecho más rica.
Y es que detrás del crash 2008, lo que había era un sistema de criminalidad y delincuencia bancaria muy bien armada. Los libros ocultaban productos sobrevalorados, que después se van a denominar deuda mala o tóxica. Un sistema gris, nebuloso en cuentas bancarias,  con los recursos a las  firmas off-shores de paraisos bancarios . Sistemas de baja fiscalización fiscal con formas generalizadas de ventajas a las Coorporaciones..  Y el recurso legitimado por las casas acreditoras de financiar déficits con deudas , ampliando lo que se conoce como deuda pública. En el caso de la deuda privada, una,  la del consumidor, que a falta de salarios adecuados se endeuda, la otra,  es la hipotecaria, que es también , deuda privada. Esta  última,fue el objeto del enorme proceso especulativo en bienes raices que hizo estallar la burbuja inmobiliaria en el 2008 en USA.
 En PR, la deuda actual se distribuye asi: (según  el documento bajado de internet economía de Puerto Rico, wipwdia.org.)
Esto es:  $72 mil millones, deuda del gobierno o  (103% del PNB).. Más $40 mil millones que se vencen  del sistema de retiro para el 2019),
La  deuda privada:  personal $22,785.8 millones e hipotecario $39,600 millones TOTAL $62,385.8 millones.  Más la pública del Gob.Central  es alrededor de $200 mil millones. Sin contar la de las Cooporaciones.
Mientras el  ingreso personal (2014) fue  de $61,444.2 millones. De cada dólar que se recibía en 2010 se gastaba $1.86, ahora se gasta $1.53.  No hay crédito, por eso disminuye.
En el 2015 las hipotecas reposeidas sumaban $2,500 millones en crédito
La descapitalización de la banca es del 30% desde el 2005.
El deficit del gobierno es de $2,500 millones, 3.5% del PNB
El índice de pobreza es de 45% de la población y un  40% de participación laboral.
Una emigración masiva, del 2010-2013  en 144, 000  ciudadanos a USA
El salario mínimo es de  $950.63 para 37.5 horas y $1,014.00 por 40 horas.
Hoy el gasto del gobierno es igual al de hace 11 años.
El  36% del presupuesto del país, ( de alrededor de los $9 billones),  van al pago de  la deuda
El  proyecto de la Junta aprobado en el Congreso de USA, llamado por el acrónimo, PROMESA., a veces el lenguaje nos juega malas pasadas.
De promesa no tiene nada ya hace años que las políticas neoliberales viene aplicando la misma receta de austericidios y violencia económica,  Incluso cuando se producen los rescates como en el caso de Grecia, Chipre, o  España, Portugal e Irlanda estos llevan atados medidas severas de recorte de gastos.
Los ajustes están dirigidos a disminuir salarios y niveles de vida, afectando principalmente a los más jóvenes (subempleados y sin ingresos suficientes) que aparecen como los enemigos. Depositarios de un salario mínimo que no da para vivir y sin  derechos laborales , producto de una máquina de destrucción de la vida basada en el trabajo, al beneficiar y privilegiar los beneficios al capital. Enemigos también, es la población mayor, que se le aumenta la edad de retiro y se le reduce el monto de sus pensiones, lanzados como ningún otro grupo a la incertidumbre y al abandono . La educación  universitaria y la salud sigue su camino privatizado, que en PR tiene ya un amplio expediente, pero puede no estar concluída,  También la infraestructura, tanto de energías eléctricas, como de aguas, entre otros servicios  ciudadanos culminarán  las privatizaciones y verificarán el colapso del Welfare State.
Esta es la incubadora donde va creciendo la ruina y la pobreza de las próximas generaciones Este modelo basado en la economía de la deuda que hemos reseñado, es el  del capitalismo neoliberal financiero actual, no hay otro, no hay otro modelo. Es un modelo que vive de las crisis y ésta es como la deuda  continua y agrandada,  las dos son infinitas.  Un  juego de casino que crea riquezas y fortuna para unos supermillonarios  mientras destruye salarios , trabajos y la vida de las mayorías. La humanidad es un bonche de individuos en una desenfrenada competencia por sobrevivir, sirviéndole a una casta de acreedores globales  que viven  del vasallaje de seres endeudados de por vida.
Conclusión: El dinero/deuda  es el equivalente al dolor.El sistema se corrige y sigue funcionando con dolor.
 En el origen el dinero/deuda se equiparaba al deseo (de este no he hablado hoy) y al final de este recorrido se transmuta en dolor.Los proyectos de austeridad que vienen , prometen, sí: bajos salarios, menos derechos, y peor calidad de vida. Esta es la receta , entre muchas otras cosas , que caracterizan al pharmacon neoliberal.  Ya hemos probados en PR, algunas de sus medicinas.
Todos somos deudores , culpables frente al Capital , el Acreedor Universal.
La deuda no es una anomalía o disfunción que habría que corregir , sino que es parte del engranaje del poder actual y es su principal mecanismo del enriquecimiento del 1% de la población mundial, a costa de la pobreza, la precariedad y desigualdad de la población mundial.  Los mismos mecanismos que desregulan los mercados financieros bajo el neoliberalismo,  son lo que amparan la macrocorrupción,  son los mismos que se encargan de regular, someter, explotar a los nuevos siervos endeudados. Obligados contractualmente por leyes y constituciones a desprenderse  de sus derechos, a entregar su libertad  y a la bancarrota de  sus expresiones ; en fin  a la imposibilidad de mantener una vida digna.
Si para Bataille, el exceso de las sociedades precapitalsitas se destinaba a la consumación como ocurría con el potlatch, en el caso de las sociedades capitalistas , esa energía excedente,  la parte maldita, solo podría mantenerse sin destruirse, a costa de gastarse, como lo fue  en cierta medida, la forma del Welfare State . Hoy está salida está bloqueada, la desigualdad se agranda y las políticas de expropiaciones y vasallaje se alejan de la de la distribución de la riqueza. Mientras,  la exuberancia  destructiva le permite al capitalismo financiero, seguir subsistiendo y neutralizando todas sus paradojas. De la devacle de las subprimes y de Lehman Brothers,  al invento del Iphone y a la expansión de las redes sociales ; incluídos los hackers y  otras formas de vida colectiva y común.
No debemos engañarnos, la catástrofe  financiera   no parece haber terminado, está solo se acaba  con un fuerte instrumento de regularización, y esto ya no es la forma de operar del capitalismo  en su modalidad  hiper neoliberal.  No parece haber vuelta atrás.
No nos queda otra salida que luchar por la anulación de la deuda pública  y privada , ilegítima e imposible. La deuda, en tanto dispositivo de  poder, nos empobrece y esclaviza , conduce a la catástrofe  económica , psiquica y ética. Esa que todavía  nos puede reclamar la responsabilidad del sujeto ,ese que se puede inventar nuevos lazos sociales , basados en la reciprocidad y la distribución de riquezas que se producen a nivel planetario. Que no exija el pago de lo imposible: la deuda dineraria.

La deuda monetaria del capitalismo financiero actual,  es infinita y es impagable y la crisis de las subprimes del 2008 ya hemos dicho que fue una estafa. En el caso de la deuda actual en PR, a los que nos condenan  (tenedores de la deuda )  se une  el Gobierno de USA en una medida que recuerda las formas más miserables de la rapiña colonial. Sin embargo , esa es la trampa. O aceptas la PROMESA  o el Caos sobreviene. Los derechos y los amparos están para asegurar a los acreedores y echar a pérdida, no a la deuda, sino a los deudores humanos que somos.  La deuda dineraria acumulada globalmente, podría muy bien  representar el fin de la comunidad humana, en lo que atañe a una vida posible,  bajo el actual modo de operar del pharmakon financiero neoliberal.

__________________________________________________

Atractores extraños y complejidad de la violencia (un comentario sobre mi proyecto investigativo)

Madeline Román

Plantea Niklas Luhmann en su libro Observations on Modernity que es bien probable que la humanidad como forma de vida algún día desaparezca. Quizás sea reemplazada por formas genéticamente superiores de humanoides o bien  termine diezmada o erradicada por la vía de las propias catástrofes humanas (1998:73). Como sabemos, la evolución tiene un componente autoerosivo sumamente fuerte y en ese sentido ciertamente vamos  “a  lo que el tiempo deshace”. El haber asumido el nomadismo como opción teórica  me ha llevado a encontrar en el paradigma de la complejidad, y particularmente en la teoría de sistemas de segunda generación, una pista importante que he puesto a trabajar en clave de mis reflexiones sobre el fenómeno de la violencia contemporánea al tiempo que me permite mantener un pie en la transdisciplinariedad. El descubrimiento de la entropía en tanto principio hemorrágico tendiente al caos, al desorden, a la desorganización máxima, el cual es constitutivo de la manera en que los sistemas crecen, se desarrollan y se complejizan, me permite conceder tanto al reconocimiento de que hay una violencia constitutiva de todo darse en cuanto algo como al análisis de las maneras en que ciertas fuerzas entrópicas-particularmente aquellas asociadas a los atractores extraños- son vividas, significadas y discurseadas socialmente como violencia (violencia familiar, violencia en la relación de pareja, violencia interpersonal). En la física cuántica se acuña el término de atractores extraños para “designar la inclinación del sistema a dejarse llevar por una fuerza que lo transforma, pero que al perder de vista el sentido benéfico se convierte en amenaza.“ Pienso que ese trozo teórico de la física cuántica es un alerta que debemos conservar frente a las fuerzas de la vida. Esto es, frente a  su propio potencial para la destrucción, o bien como dice Georges Bataille, frente al movimiento de dilapidación que nos anima (1987:74). A mi modo de ver, y en el camino hacia mayor complejidad, esta violencia constitutiva del universo físico, de la organización de lo vivo, del espacio de lo humano mismo, queda imbricada con otras violencias entre las cuales privilegio la violencia de toda una colectividad que, en su búsqueda de válvulas de escape, no cesa de producir toda suerte de chivos expiatoriosEl propio trayecto de la Modernidad como sistema, va dando cuenta de sus componentes autoerosivos de diversas y variadas maneras. En un sentido, la semántica de las crisis (de la familia, del trabajo, de las instituciones) son en sí mismas una expresión de cómo la Modernidad va produciendo figuras de pensamiento que van concediendo a una progresiva opacidad e intransparencia del mundo.


Texto presentado en el Conjunciones complejas: Encuentro transdiscilinario para el estudio de la violencia. 31 de octubre del 2012. Facultad de Educación. Universidad de Puerto Rico, Recinto de Río Piedras.

Referencias

Bataille, G. (1987). La parte maldita. Barcelona: Editorial Icaria.S.A.
Baudrillard, J. ( 1996). El crimen perfecto. Barcelona:Editorial Anagrama
Lacan, J. (1977). Aggresivity in Psychoanalysis. En  Jacques LacanEcrits:A
     Selection. New York: W.W. Norton & Co.
Luhnmann, N. (1998). Obervations on Modernity. California: Stanford University
Michaud, Y. (1980). Violencia y política Barcelona: Ediciones Ruedo Ibérico
     Press
Savater, F. (2001). Crímenes. En Perdonen las molestias. Madrid: Ediciones El
     País.

Zizek, S.  (2008). Violence: Six Sideways Reflections. New York:Picador

No hay comentarios:

Publicar un comentario